Blogia
fernandosarria

Amo

Amo el ciclo preciso de los astros,

esa larga marea que en la noche

desciende sobre nosotros

y en su mirada azul y desprendida

nos trae el milagro de la luz y del silencio.

Toda la soledad del tiempo nos contempla,

trae heridas abiertas que todavía en el recuerdo duelen

y en sus manos de arena se deshacen

los sueños que desde niños nos trajo el horizonte.

Vienen sentidas las cosas diminutas,

los pequeños conflictos se rebelan

como grandes problemas,

erizados de espinas se yerguen y amenazan

y la vida se desprende de toda su magia

en un atónito y desdibujado olvido de si misma.

Yo sigo aquí, mirando este cielo impenetrable,

-casi he perdido el miedo al invierno-

mientras escucho la voz de los tambores

y en el pequeño latido de mi corazón

sigue creciendo el jardín

donde se asientan las últimas antorchas.

 

PD. Sirva este poema como homenaje a la mujer que hoy

ha estado leyéndome sus poemas hechos con la hondura

del sentimiento y la esperanza de la palabra: Paca Aguirre. poeta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

25 comentarios

Fernando -

El lugar donde las palabras manan...sí acaso encontrar una
mujer con esa fuerza da vitalidad ...un beso.

M.M -

Llego ahora con mi cielo reciente y disfruto de tu poema, se siente la emoción de la inspiración.

Fernando -

Muchas gracias...ya me gustaría llegar a ser una décima parte de lo que es para la poesía esta mujer...y encima a sus años llegar con ese ímpetu...un beso amiga, ya estas bien?

indianing -

Bello homenaje, de poeta a poeta.
Un abrazo!

Fernando -

Pero era tan efímero como cualquier otro sueño...un abrazo Javier.

Morgana -

Es dentro de unos meses... ya te contaré ;)

Javier López Clemente -

Cuando era niño el horizonte me trajo un cometa, aunque El Pelusa decía que era un avión.

Fernando -

Gracias bruja buena..también para ti...como fue la boda?.

Morgana -

Simplemente maravilloso...

Tres besos

Fernando -

Gracias Inma...me gusto la fuerza de la poeta y sus palabras...volvéis a ser tres mosqueteras!...un beso.

lamima -

Envidia la mente lúcida, rica y fértil. La que almacena su vida con mimo. Un tesoro.
Bonito poema. Me ha gustado eso de ver la noche como una marea de astros que desciende a nosotros.
Besos.

Fernando -

Mnez...será que la primavera trae en su regazo infinidad de cosas relacionadas con la vida...el invierno es el final del ciclo...siempre crea una sensación de desanimo y tristeza...un abrazo, ya me imagino que tú, gustas de pasearte por los parques del olvido...esos que tienen sólo el recuerdo del otoño.

Fernando -

Paula, la noche es un campo de cultivo precioso para soñar...entre otras cosas!...un beso amiga.

Fernando -

Vaya Marta casi me ruborizas...me gusta, mucho, que mis palabras sean tu primera mirada..un beso.

Fernando -

;);)..será la mano de la vida y la mirada desde otro punto de vista lo que hace que escribamos...un beso Gavina seguro que de Paca también.

Fernando -

Muchas gracias Diana...me complace que encuentres gusto en leer mis palabras...un beso.

Fernando -

Un fuerte abrazo Ybris..en las cosas diminutas y sencillas se mece el aroma de la vida.

mnez -

¿Por qué ese afán en ensalzar las primaveras y denostar los inviernos si el ciclo de los astros es sabio?
Un saludo

Sorrow -

La noche siempre es generosa...a veces demasiado.
¡Be-s.o.s.! ;)

Entrenomadas -

Sigo pensando que en los últimos versos de tus poemas se concentran las imágenes, la fuerza y el pulso narrativo.
Desayuno todos los días leyéndote y que me perdonen los periódicos,te prefiero a ti.
Un abrazo,

_gaviota_ -

Siempre me pregunto con que os rozaron los dioses a los poetas para dejaros tanta sensibilidad.
Mi homenaje también para Paca Aguirre

Dilaca -

Fernando:
Mereces que se te lea con detenimiento y fruición.
Qué placer leer tus versos. Me aportan placidez.

Ybris -

Mi homenaje a ella también en estas palabras.
Qué sería de nosotros sin ese tiempo lentísimo de los astros, tan preciso en el descenso de su milagro sobre nuestro vértiginoso curso.
En esa infinita soledad de su tiempo cobra sentido todo lo diminuto que moja nuestra vida.

Un abrazo.

Fernando -

Isabel, ha estado cerca de una hora dandonos una antología de su vida, imcluso de libros todavía por publicar...con 76 años...una maravilla!...besos

isabelbarcelo -

Envidio tu oportunidad de escuchar recitar a Paca Aguirre. Me gusta el poema que le has dedicado y el regalo del silencio. Besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres