Blogia
fernandosarria

Traigo tras la lluvia

 

 

 

Traigo tras la lluvia la mano delatora,

el remolino que en el aire deja un sueño,

la perdida inocencia de un niño

al ver en el cielo alejarse su cometa.

Casi se han apagado todas las luces

y se oyen las campanas lejanas

tañendo en la mañana.

Mientras, se abre paso

un runrún de espliego desbordando los montes,

el aroma que enardece los campos próximos,

como si la palabra no bastara para nosotros

ni nada haya más que nos conmueva,

que en el silencio, la esencia de un trozo de tierra,

o en mi caso, verte rehaciendo poco a poco,

el jardín donde reposan los atardeceres.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Fernando -

hola Ana...Mayo ya es casi una ilusión óptica así que date por jo...vendrá junio y ya veremos...que año más raro!..un besico guapa.

am -

jaja, eso del más rico del cementerio se lo oigo decir a mi padre con frecuencia.

respecto al poema... lluvia, sueño, niño, campanas, silencio, atardecer... son palabras q leo a menudo en tu blog, verdad?

(pd: q triunfe mayo, sí, pero no en junio). :)

Fernando -

te vas a hacer el más rico del cementerio...un abrazo flaqui.

Javier -

Traigo tras la lluvia...

otro abrazo para compartir.

Ya no me sobraba tiempo días atrás, pero ahora me falta sin duda bastante. Se lo robo al fin de semana... qué le vamos a hacer.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres