Blogia
fernandosarria

Nada puedo

Nada puedo objetar de tus besos, de tu boca,

del sabor a recuerdos que me deja

la húmeda presencia de tus labios.

Pero temo la lejana ausencia,

esa que portas entregada en tus caderas,

el rumor a aguardiente y cerezas

que tu pelo me deshoja,

como si de este verso sólo tú

fueras lo tangible y real,

y yo, el sueño que te sigue.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Fernando -

Me abrumas con tus elogios..gracias..un beso.

Morgana -

Es maravilloso pasear por aquí...

Besos

Fernando -

El amor, Dulci, es un viento que a veces, creo, con el que te puedes sentir en un sueño...que es lo real lo que ves o todos tus pasos anteriores?...un beso GORDO.

dulcinea -

qué dulces palabras Fernando.
"como si de este verso sólo tú

fueras lo tangible y real,

y yo, el sueño que te sigue".
Describes muy bien esa sensación.

Fernando -

Bienvenido a mi playa D.Mariano..sí, la fortuna de vivir en un tobogán donde el amor no deja de ser un milagro...amar lo es y que te amen aún más..un abrazo.

m ; ) -

Ah qué afortunado !!!

Fernando -

Pues la verdad creo que por la necesidad de expresar un desamor...pero eso es muy antiguo...besos

Fernando -

Ybris, de todas maneras el poema lo que quiere señalar es esa sensación que ocurre de irrealidad ante lo que esta aconteciendo...yo soy real y esta relación existe o se me va desmoronar nada más pase los primeros besos?...un abrazo

_gaviota_ -

nos podria contar usted, Don Fernando,
¿cómo surguio su primer poema?

(Esta pregunta se la hicieron a Neruda)

¡¡FELIZ AÑO!!

Ybris -

Si nos sentimos como un sueño persiguiendo al amor real que late en un verso no es extraño que los labios actuales anden mezclados con los temores de los labios previsibles.

Abrazos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres