Blogia
fernandosarria

Si puede estar quieta la felicidad

 

si puede estar quieta la felicidad,

                                                         si puede volverse de piedra el amor.

                                                         Convierte en estatuas el día y el mar...

(Silvio Rodríguez)

 

 

Si en el hueco de tu mirada cabe el contraluz de mi cuerpo desnudo,

perdido instante en que tu sonrisa altera el rumbo de mis recuerdos.

Si así como en el aire todavía se oyen las canciones lejanas de mi juventud

y en el universo herido de nostalgias se yerguen las luces de los astros,

cabe la posibilidad que este momento casi mágico entre tú y yo

no se pierda jamás y quede eterno en la hojarasca del tiempo,

piedra esculpida a golpe de las mareas,

entregadas al amor de las islas,

a este desvarío de mundos

donde encendemos la luz de la noche,

como si nunca más existiera el futuro,

como si nunca más existiera el día.

                   

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Fernando -

Mamen lo que yo quiero es un deseo...besos

Fernando -

Esperemos eso..un beso Almena

Fernando -

Un abrazo Valentín, gracias por tu visita.

Fernando -

UN abrazo Alfredo..espero que te vaya bajando la pendiente del día..

Mamen -

Si pasara así, siempre así como lo cuentas...Ojalá, como diría Silvio.

almena -

Que ese "momento mágico" impregne todo lo venidero.
:)

Un abrazo!

Valentín Cazaña -

Me encantan estos cuatro versos:
"piedra esculpida a golpe de las mareas,
entregadas al amor de las islas,
a este desvarío de mundos
donde encendemos la luz de la noche,"
Un abrazo

39escalones -

Precioso poema, y qué buena la cita al gran Silvio.
Estupenda forma de empezar una mañana dura, dura.
Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres