Blogia
fernandosarria

Deberíamos

Deberíamos seguir sembrando el alba de ternura.

No llueven estrellas azules

en este otoño de disimulos,

ni la noche se fue dejándonos la resaca

interminable de la soledad.

Tú y yo deshacemos la usura del amor,

y en los recónditos sueños de nuestra memoria

siguen enlazadas las manos

y humedecidos los labios del deseo,

brotando, siempre entre los dos,

un viento de caricia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Fernando -

Desmartes, me alegro de encontrarte entre mis versos, pensemos que nunca nos atacarán esas pesadillas..un abrazo



Ybris, la vida, bien lo sabes tú, nos ha de dar de todo un poco, así que tenemos que buscar nosotros ese viento bienhechor que nos salve...un abrazo



Ybris -

Siempre me pareció el alba un tibio lugar propicio a la ternura, a la música y letra de Llach, a la dulce persistencia de la noche y a los sueños de manos enlazadas y labios humedecidos por el deseo.
Como un viento que acaricia la aspereza con que a veces la vida nos maltrata.

Preciosos versos.

Un abrazo.

desmartes -

Pesadilla al alba me resultaría despertar un día con los labios resecos... gracias por tu visita y un saludo :)

Fernando -

Ya sabes que yo soy un nostálgico, aunque sea por puro placer estético...un abrazo

Magda -

Parece que todo ha pasado pero se anhela, la nostalgia de tiempos idos...

Los recuerdos vivos. Dicen que siempre se desea volver a lo que nos hizo felices o a con quien fuimos felices. Aunque lo mejor es serlo y no añorar ese "deberíamos...".

Fernando -

Gracias Manuela, tus palabras reconfortan a las mías y la verdad que en este caso concreto el poema lo hice después del recital de Llach, que fíjate no lo entendí y sin embargo me emociono..un beso

Manuela -

Qué dulce y tierna tu poesía.Tus palabras acarician y sosiegan el alma, tienes el don del apaciguamiento. Me gusta mucho. Gracias por linkearme (y a tu mujer). Yo también lo haré.
Abrazos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres